EL MARIDAJE DE VINOS

El maridaje de vinos, es el arte de dar equilibrio y armonía a la comida, cuando la tomamos con vino. Este campo de la enologia es el que mas controversia y disparidad de opiniones crea entre expertos en catas y sumilleres de restaurantes de todo el mundo.

A la hora de maridar vino, nos encontramos que no hay nada establecido, y que esta repleto de mitos que nada tienen que ver con la realidad. Es habitual la expresión: “.. el vino blanco para acompañar pescado, y la carne se toma con vino tinto…”. La verdad es, que el maridaje con vino es el placer de experimentar los sabores de los alimentos mezclados con las esencias y matices del vino, y descubrir combinaciones tan impensables como deliciosas. 

Los Mejores Maridajes de Vinos y Comidas

Conceptos básicos del maridaje de vinos

La gran riqueza del vino del nuestro país, se nos obsequiado para disfrutar con sus sabores, aromas y matices. Pero ademas de esto, no debemos pasar por alto el el placer de maridar con vinos tinto, rosado, o cualquier otro, nuestras comidas favoritas para nuestro disfrute.

El que se introduce en el mundo, debe tener en cuenta para sus maridajes, las combinaciones primarias y, pequeños conceptos básicos que pasaremos a explicar a continuación.

Pensar en comida como una unidad indivisible:

Con esto queremos decir que la comida empieza al sentarse a la mesa, y finaliza con el postre. Y por ello deberemos tener en consideración, el echo de si vamos a tomar una o varias clases de vinos. Por ejemplo el primer plato con blanco y el segundo con tinto.

Para ello, hay una regla muy clara: La toma de un vino, no debe preceder nunca a la de otro mas suave. Lógico, ¿no?.. Es decir, si de primero comemos por ejemplo garbanzos con chorizo, acompañaremos con un tinto. Y si de segundo tenemos pescado, deberemos seguir tomando tinto. Parece anti intuitivo, pero la verdad es que se logran mejores maridajes.

Tener en cuenta el peso y el equilibrio

¿Maridaje de asociación o de contraste?

La importancia del cocinado de los alimentos

Confía en tu instinto